10 películas de la década

Llega el fin de año y estamos meditando, por eso se nos ocurrió que queríamos reflexionar sobre aquellas producciones que nos tocaron de alguna manera, que nos afectaron y movilizaron. Decidimos hacer dos listas para compartirles algo, una película favorita o una serie amada. Esto no es un ranking, no es un recuento pormenorizado de los films o series más importantes de la década, son simplemente nuestros placeres visuales que decidimos compartir para llegar al fin de la década con un poco de amor por las imágenes.

Laurence Anyways (2012) Xavier Dolan

Milena Rivas recomienda: Laurence Anyways articula la vida de dos amantes, Fred y Laurence, a partir del momento en que éste último decide cambiar de sexo. A través de una composición íntima de las imágenes, un manejo híper atractivo del color y un guión tan sensible como violento, esta película de Xavier Dolan fue la primera experiencia audiovisual que me marcó a fuego la siguiente pregunta: ¿las relaciones amorosas y la búsqueda de la propia identidad son formas compatibles del deseo?

Teatro de guerra (2018) Lola Arias

Ornela Aguilar Merlino recomienda: Teatro de guerra (2018) de Lola Arias se estructura alrededor de una pregunta ¿cómo representar la guerra? Es a partir de ahí que el film ensaya posibles respuestas volviendo y poniendo en escena las historias personales de seis veteranos de la guerra de Malvinas, tres del frente argentino y tres del británico. Historias “mínimas” que fisuran la Historia con mayúscula, develando el artificio de la guerra y dejándonos con más preguntas que respuestas cerradas y certeras

Teatro de Guerra y Lawrance Anyways

El hilo fantasma (2017) Paul Thomas Anderson

Ofelia Meza recomienda: El hilo fantasma de Paul Thomas Anderson quizás sea la última de las grandes hazañas del cine industrial, el conflicto puramente formal del film; se las ingenia para ser todas y cada una de las grandes películas hollywoodenses de la historia, para contenerlas y refundarlas en aquello que le es más propio: la imagen puramente cinematográfica.

Nocturnal Animals (2016) Tom Ford

Martina Sclauzero recomienda: Nocturnal Animals es un film que pone en escena el arte como elemento perturbador, inquietante; como provocación llevada al límite. Un film de contrastes entre el silencio desgarrador del presente de Susan (Amy Adams), la extrema violencia que relata la novela de su ex-marido (Jake Gyllenhaal) y el recuerdo del pasado juntos. Cada uno de los elementos de la escena están dispuestos en función de intensificar estos contrastes y cada encuadre es un ejemplo de la exquisita dirección de fotografía.

En última instancia la provocación se dirige al espectador, no solo enfrentándolo a imágenes en extremo violentas, plagadas de bestias nocturnas, sino también imposibilitando discernir entre ficción/realidad, culpables/inocentes, víctimas/victimarios.

Nocturnal animals y El (im)posible olvido

El (im)posible olvido (2016) Andrés Habegger

Liza Nannetti recomienda: ¿Cómo filmar lo que no está? El (im)posible olvido (2016) de Andrés Habegger nos propone un film autobiográfico para reflexionar sobre el pasado familiar y la historia social y política. Un padre desaparecido en 1978 y un niño que vivió con su ausencia. Andrés vuelve a los lugares que, en su infancia, compartió con su padre. Intenta recuperar los recuerdos que perdió, que le robaron. Un viaje íntimo, a través de la mirada de un niño que escribe para no olvidar y un adulto que no recuerda.

The favourite (2018) Yorgos Lanthimos

Luz Barcala recomienda: Lo que más me gusta de The Favourite es su irreverencia. Lanthimos transgrede los límites de lo esperable en una película de época, combinando protagonistas femeninas ambiciosas, una realidad distorsionada a través del ojo de pez y un guión que le quita toda solemnidad a la nobleza. Pero, personalmente, opino que su mayor potencialidad radica en transgredir aquel límite que Hollywood parece haber monopolizado: la representación del feminismo no consiste en enaltecer la figura femenina sino en humanizarla.

Call me by your name (2017) Luca Guadagnino

Sofía Checchi recomienda: Controversial, sí, por más de un motivo, pero la película muestra algo, que creo que es más que la suma de las partes –o al menos me gusta pensarlo así, inefable– que es bastante parecido a lo que para mí es el amor: así de intenso, colorido, infeccioso e ineludible como el moretón de Oliver; así de ideal como esa Italia ochentosa.

The Favourite y Call me by your name

El silencio es un cuerpo que cae (2017) Agustina Comedi

Ornela Aguilar Merlino recomienda: La ópera prima de Agustina Comedi se construye a partir de una recuperación de la memoria, en la que los límites entre lo íntimo y lo público se vuelven cada vez más difusos: se propone reconstruir un diálogo temporalmente imposible pero necesario con Jaime, su papá. Es así que la obra configura su narración entre fragmentos de videos caseros, canciones de Virus y testimonios de amigos que buscan acercarse y mostrar los silencios de un cuerpo, que no sólo fue padre sino también homosexual y militante. Recortes que buscan rescatar las otras voces que también formaron parte de las sonoridades de ese cuerpo, un territorio en permanente disputa y, siempre, político.

The Florida Project (2017) Sean Baker

Mili Villar recomienda: The Florida Project es una película con un fuera de campo fundamental: Disney. Les protagonistas se mueven por las fronteras del maravilloso mundo de fantasías, un mundo donde los adultos van a sentirse como niñes, mientras que en las afueras Moone (una niña de 6 años) con sus amigues juegan a ser un poco más grandes. La atmósfera es calurosa y los colores son pastel, los hoteles donde viven nuestros personajes imitan castillos de cuentos. Todo es de imitación, como los perfumes “truchos” que vende la mamá de Moone para poder pagar el hotel. Frente a un mundo de apariencias y fantasías hipócritas, la frescura de la niñez que se dedica al juego y a explotar una imaginación desprejuiciada funciona con una fluidez que la hace una película conmovedora y movilizante.

El silencio es un cuerpo que cae y The Florida Project

Zama (2017) Lucrecia Martel

Bernarda Indart recomienda: Zama apareció como la película que puso en pausa al cine. Se despojó de cualquier acción para contar la historia de la espera. Se gestó así, un ecosistema a orillas del Virreynato del Rio de la Plata, uno en el que todo está vivo. La película solo espera ser contemplada y, así, prolongar un mundo que parece que puede ser percibido con el tacto y el olfato. La espera se vuelve, entonces, una experiencia sensorial.

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp